ARTOUSTE, LA ESTACIÓN SECRETA CÓMO SOBREVIVIR A FORMIGAL CUANDO ESTÁ ABARROTADO

ARTOUSTE, LA ESTACIÓN SECRETA CÓMO SOBREVIVIR A FORMIGAL CUANDO ESTÁ ABARROTADO

Siempre que vamos a la nieve, intentamos que sea en fechas en las que no vaya demasiada gente. Es decir, nada de festivos, ni de semana blanca, ni de fines de semana. Pero este año, por varios motivos no ha podido ser así, y nos ha coincidido nuestra escapada a Formigal con el fin de semana de carnaval. ¡Horror!

Así que esos dos días se traducían en: colas en la carretera para llegar a la estación; colas para sacar el forfait;colas para el telesilla; las pistas llenas de esquiadores estorbándose; sin sitio para sentarse a comer algo al mediodía…en fin, nos estábamos resignando a vivir ¡la pesadilla!

Hasta que alguien, por casualidad, se apiadó de nosotros y nos recomendó ir a una estación en el lado francés de la frontera: ARTOUSTE. 

Los que nos lo aconsejaron fueron los dependientes de una tienda de alquiler de material de camino a Formigal. Necesitábamos alquilar unos skis para uno del grupo, y en esa tienda ya no les quedaba nada… ¡se lo habían alquilado todo durante las primeras horas de la mañana!

Mala señal. Nos empezó a entrar miedo de lo que nos íbamos a encontrar… y entonces, los chicos, después de asegurar que ir Formigal iba a ser un “asco” (transcripción literal), nos recomendaron seguir subiendo un poco más y llegar a la primera estación que hay en Francia, al pasar la frontera de Portalet: Artouste.

Para que os hagáis una idea:

MAPA RUTA FORMIGAL-ARTOUSTE

 

Es decir, que invirtiendo 30 minutos más de coche, ahorraríamos todo el suplicio de gente, y de colas que nos esperaba. ¡Hecho!

Después de pasar en coche por las diferentes estaciones de Formigal: Sextas, Anayet, y Portalet y ver ya desde la carretera sus parkings llenos y las colas para el primer telesilla e incluso para la cinta de la zona de debutantes…cruzamos los dedos para que el consejo que nos habían dado, no fuese una broma de mal gusto.

Por el camino, pasamos por una zona donde mucha gente estaba practicando el esquí de travesía o raquetas. Dejaban sus coches aparcados en la cuneta, se ponían sus raquetas y se echaban a andar al sol por aquellas laderas nevadas. La verdad es que el paisaje era impresionante, y ver la gente, que sin pagar un duro, disfrutaba también de la montaña haciendo deporte (más duro y menos divertido, claro), me hizo pensar que igual era un plan que habría que probar alguna vez.

Y llegamos. Sin tráfico. Ya todo el mundo estaba en Formigal desde primera hora, tras su larga peregrinación en caravana desde los pueblos aledaños, así que no había muchos coches en la carretera.

El parking de la estación tenía coches, pero no demasiados. La cosa pintaba bien.

 

PARKING ARTOUSTE

Nos equipamos, y de camino a las taquillas, ya empezamos a notar que en aquella estación, el ambiente era diferente a Formigal. Para empezar nos encontramos con un miniparque infantil, que por supuesto el pequeño explorador quiso probar.

MINIPARQUE
MINIPARQUE

Había algunas cafeterías y tiendas de alquiler.

CAFETERÍAS

Allí alquilamos botas y esquís por 17€. Mucho más barato de lo que hubiera costado al otro lado de la frontera.

Y a la hora de comprar los forfaits lo mismo: ¡27€! 20 € menos que en Formigal. Casi un 2×1. Y es que además, los niños hasta 5 años no pagan, la zona de debutantes es gratuita, y hay tarifas especiales para familias, y grupos.

TAQUILLAS
FORFAITS

 

Para llegar a las pistas hay que coger un telecabina, similar al de Panticosa. Para los peques toda una atracción añadida.

BASE DEL TELECABINA
VISTAS DEL LAGO FABRÈGES DESDE EL TELECABINA

Una vez arriba,solo hay una cafetería, y ya, al ladito, las pistas.  Muchos de los que estaban allí, comían lo que se habían traído en sus tappers, allí mismo,al sol, al lado de las pistas,  (algo que no se ve demasiado en Formigal).

Se veían muchas familias con niños y enseguida entendimos porqué. La zona de debutantes se dividía en dos. Una parte para los que estaban aprendiendo a esquiar, y la otra parte para tirarse en trineo. ¡Genial! Y es que además allí mismo alquilaban trineos por 5€. Como podéis imaginar, el peque disfrutó de lo lindo tirándose en trineo.

ZONA DE DEBUTANTES SKI Y TRINEOS

Pero había una pega. Allí no se veía ningún telesilla. ¿Cómo se llegaba a las pistas entonces? Pues por una percha.

Para los que no sepáis lo que es, es como un soporte parecido al de las tirolinas,  en el que te sientas/apoyas, y que te arrastra hasta la cima de la colina. Para los novatos, es un suplicio. De hecho, ésta fue mi primera percha. Es difícil controlar el equilibrio cuando aún estás aprendiendo, y lo más probable es que te caigas sin haber avanzado más que unos metros y tengas que volver a cogerlo.

Empecé a ponerme nerviosa pensando que me quedaría todo el día en la zona de debutantes, pero, ya que no había otra opción, había que intentarlo,al menos. Y después de que el amable operario de la percha, me recogiera del suelo en mi primer intento, logré llegar arriba sin más problema.

Reconozco que para alguien que esté haciendo sus primeros pinitos, pero para el que ya la zona de debutantes se le queda corta, las perchas todavía son un reto, y esto puede ser un inconveniente. Pero también he de decir, que es una percha corta, muy fácil, y que te ayudan muy amablemente. Si yo pude…

Y una vez arriba, empezamos a explorar. Y lo que nos encontramos fue con una estación más grande de lo que nos esperábamos. Con pistas entre árboles, pistas de distintos niveles, telesillas (pequeños y sin embrague, eso sí), incluso tenían una pista preparada para una competición de cross ski al día siguiente… En fin,todo un descubrimiento.

PANEL PISTAS
TELESILLAS
PISTA COMPETICIÓN CROSS SKI

Afortunadamente aquel consejo que nos dieron aquellos chicos de la tienda de alquiler, al final no había  sido una broma pesada, si no que nos había salvado. Nos gustó tanto el sitio a todos, que decidimos repetir al día siguiente y librarnos así del último día de masificación en Formigal. Y qué buena decisión…

Si otro año volvemos a repetir en Formigal en fechas de saturación… sin duda nos escaparemos de nuevo a esta estación “secreta”.

Y para los que vayáis en verano a disfrutar del turismo de montaña… os comento una curiosidad: en los meses de verano, tenéis la posibilidad de hacer un recorrido en el tren más alto de Europa (a unos 2000ms), en un recorrido de unas 3 horas, donde disfrutar del paisaje de la zona y del Lago de Arouste. Otro plan pendiente para hacer en verano.. (Train Artouste).

¿Conocíais  esta estación?¿Qué os parece como plan b para Formigal cuando está lleno?¿Alguno ha probado el tren más alto de Europa?

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
10Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *