DESCUBRIENDO LA COSTA ÁRTABRA: CABO ORTEGAL RÍA DE ORTIGUEIRA EN FAMILIA

DESCUBRIENDO LA COSTA ÁRTABRA: CABO ORTEGAL RÍA DE ORTIGUEIRA EN FAMILIA

 

 

A veces me siento avergonzada de lo poco que conozco mi propia tierra.

Tengo que admitirlo.

Siempre recurro a esas viejas y no demasiado razonables ideas de que “ya habrá tiempo para visitar esos sitios”..que “están ahí al lado”..que “ya iremos cualquier día”… Al final se acaba posponiendo indefinidamente y dejamos de conocer rincones maravillosos que ni imaginamos por simple dejadez. Imperdonable.

Así que últimamente, que mi hambre por explorar se está haciendo cada vez más voraz, he cambiado de razonamiento:¿Por qué no conocerlo todo?, ¿Por qué no conocer todos los sitios lejanos y también cercanos que podamos? .

Pues en eso estoy.

Como os comenté hace unas semanas en  el post “ESPASANTE: UN PUEBLO MARINERO QUE SORPRENDE”, en el puente del Pilar hicimos una escapada de dos noches a la Ría de Ortigueira. Aunque está cerca de donde vivimos, son dos horas y media de coche, y eso hacía que nunca nos decidiéramos a escaparnos un fin de semana a esa zona. Le tenía muchas ganas, y con un puente así, por fin nos decidimos.

Después de conocer Espasante, como os conté, teníamos muy claro que uno de los sitios imprescindibles de la denominada Costa Ártabra que teníamos que conocer era Cabo Ortegal.

Y allá nos fuimos.

El camino para llegar a Cabo Ortegal, pasando por Ortigueira y Cariño desde Espasante  (unos 40 minutos de trayecto), ya mereció la pena. No teníamos previsto desviarnos de la ruta, pero sí íbamos con los ojos bien abiertos a ver qué nos encontrábamos por el camino. Y resultó que ya en el camino, sin esperarlo, nos encontramos con estampas de postal.

PUENTE DE PASO DEL F.E.V.E. (FERROCARRILES ESPAÑOLES DE VÍA ESTRECHA) SOBRE EL RÍO BALEO EN ORTIGUEIRA

Lo que primero nos llamó la atención, saliendo del centro del pueblo de Ortigueira, fue una zona de la ría, donde una larga y estrechísima lengua de arena, servía de soporte para el tren conocido como F.E.V.E.

Sólo por el paisaje que atraviesa este tren, al menos en esta zona, creo que ya merece la pena hacer un trayecto en él…Algún día lo haré.

Siguiendo por esa misma carretera, y guiándonos por las señales que nos íbamos encontrando, decidimos desviarnos y conocer la playa de Morouzos.

PLAYA DE MOROUZOS

La verdad es que fue todo un descubrimiento. Lo que hace especial esta playa es su enclave. El entorno en el que se encuentra es ideal para disfrutar de la naturaleza en familia. La playa está rodeada de una frondosa zona arbolada, que se va transformando en un paisaje dunar, a medida que nos aproximamos al mar. Además, se ubica entre las desembocaduras del Río Ortigueira y del Río Baleo, y en uno de los márgenes de la playa, se encuentra la isla de San Vicente, a la que sólo se puede acceder cuando baja la marea. Todo esto hace que el paisaje en esa playa sea único.

PARQUE FORESTAL PLAYA MOROUZOS

En este extenso y cuidado pinar, se celebra todos los veranos el famoso festival de música folk “Festival de Ortigueira”

PARQUE FORESTAL PLAYA DE MOROUZOS

Tras un paseo por el bosque – y después de recolectar unos cuantos palos y piñas, claro-, continuamos nuestro camino a Cabo Ortegal. La carretera por la que se accede, empieza a adentrándose en los montes de las afueras de Cariño, y de pronto, empieza a bajar hacia el mar y ahí es cuando te das de bruces con unas vistas impresionantes.

LLEGANDO A CABO ORTEGAL (ASOMAN YA LOS LLAMADOS “AGUILLÓNS”)

CAMINO DE ACCESO AL FARO DE CABO ORTEGAL

Como ya sabíamos, Cabo Ortegal es un lugar único en nuestra geografía, pero verlo in situ fue genial. Es el segundo punto más septentrional de la Península, detrás de Estaca de Bares, y su riqueza geológica, ornitológica, y paisajística está reconocida a nivel internacional. Incluso, con unos buenos prismáticos (no como los del pequeño explorador que eran de juguete), y con un poco de suerte, podríamos llegar a ver delfines y ballenas, que pasan por estas aguas en su incansable viaje de un mar a otro.

VISTAS DE “OS AGUILLÓNS”

Las tres rocas que sobresalen en frente del faro, llamadas “Aguillóns” ya fueron mencionadas por Ptolomeo en alguna de sus obras hace ya 20 siglos. Y es que diversos estudios aseguran que las formaciones geológicas de esta zona, son de las más longevas del mundo. Sólo en Terranova, Polonia y Australia se encuentran formaciones similares. Algunos de esos estudios, dicen que estos tres puntos junto con Cabo Ortegal, formaban el centro de la Tierra, cuando todo era uno: Pangea. ¿No suena a ciencia ficción?

PUNTO QUE SEPARA EL OCÉANO ATLÁNTICO DEL MAR CANTÁBRICO: KM O
VISTAS AL MARGEN DERECHO DEL FARO: PUNTA DO LIMO

Ya os comenté alguna vez cuánto me gustan los faros. Sólo por su ubicación, su función, su historia y esa atmósfera de leyendas marineras que los envuelve, hacen que me resulten fascinantes. Éste no podía ser menos.

FARO DE CABO ORTEGAL
FARO DE CABO ORTEGAL

No me digáis que no tenemos lugares increíbles en nuestra tierra…

En las próximas semanas os iré descubriendo más rincones de esta parte de nuestra costa, para que no hagáis como yo, y sigáis sin conocer estos lugares tan maravillosos.

¿Os apetece acompañarme?

 

 

 

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someoneShare on Facebook24Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *