DE IBIZA, CAMPINGS HIPPIES Y BEBÉS.

DE IBIZA, CAMPINGS HIPPIES Y BEBÉS.

Aunque el título parezca una combinación extraña de elementos, para nosotros es un plan con el que soñábamos desde antes de la llegada de nuestro bebé: Enseñarle nuestro rincón preferido de la isla a nuestro peque. Nos lo llevamos a un rincón mágico no demasiado conocido de Ibiza ,y aunque confieso que la primera noche pasamos por un momento crítico… al final se convirtió en la anécdota del viaje.

 

Habíamos estado anteriormente en Ibiza en varias ocasiones y con diferentes planes.

La primera vez, fue mi regalo de cumpleaños a mi chico. Siempre quisimos ir, nunca encontrábamos el momento así que me lancé y lo organicé todo para ir en el único finde que teníamos disponible por trabajo y el peor fin de semana del año por cantidad de gente y por precios (15/16 de agosto) , así y con el menor presupuesto posible, nos plantamos allí.

Para que os hagáis una idea de los malabarismos que tuve que hacer…: cogimos vuelos de distintas compañías para cuadrar los mejores horarios y mejores precios (un vuelo Vigo-Madrid y cambio de compañía y equipaje para el vuelo Madrid – Ibiza y también así a la vuelta), primera noche en casa del amigo de un amigo, y después de camping (fuimos con la tienda de campaña en el avión, un poco raro para nosotros), alquilando una scooter para movernos por la isla, y a un camping que descubrimos por casualidad en internet y que resultó ser un rincón increíble y al que ya nos enganchamos para siempre.

Es decir…el finde más caro de toda la temporada alta en Ibiza y en casi cualquier sitio, allí estábamos nosotros por 4 duros. A pesar de las incomodidades, estábamos disfrutando de la isla igual que cualquiera – o puede que más-.

La segunda vez, gracias a Volotea y sus recién inaugurados vuelos directos desde Vigo, me fui con 4 amigas a un bungalow en el mismo camping (eso ya es otra cosa, todo hay que decirlo).

La tercera, por supuesto, de nuevo con Volotea. Como ya no había sitio en el camping (queríamos repetir una vez más), y como lo de la tienda…cómodo cómodo no era…nos cogimos una habitación en Sta. Eulalia también muy bien de precio.

Así que después de vivir Ibiza, siempre desde una perspectiva muy lejos a la de la fiesta que todo el mundo conoce por lo que sale en la tele…siempre pensamos que cuando tuviésemos a nuestro peque, teníamos que llevarlo y enseñarle todo lo que conocemos de la isla: nuestras calas favoritas, esa temperatura del agua para bañarse que aquí en el norte tanto envidiamos, los mercadillos, las calles del casco histórico y en general ese ambiente tan indescriptible que se vive en Ibiza, al menos en verano, donde todo el mundo lleva una sonrisa en la cara, y se desprende “buen rollo” por todas partes.

Así que volvimos a tirar de Volotea, y por precio, tema de vacaciones y para que tampoco apretara demasiado el calor nos fuimos en Septiembre. Por aquel entonces nuestro peque tenía 1 año y 3 meses.

Y sí, lo habéis adivinado, nos fuimos a “nuestro” camping. Pero esta vez, lo que me quedaba por probar del mismo: alquilamos una caravana. Un bungalow para grupos sale muy bien de precio, pero para nosotros 3, ya salía caro. Si no recuerdo mal, la caravana por 5 días, nos costó como unos 240€, el vuelo más o menos lo mismo, más un coche de alquiler (el más económico, que para la isla uno pequeño llega de sobra) y lo que gastamos allí, en gasolina, comer y compritas, creo que no llegamos a gastarnos mil euros en total.

El camping es el “Camping La Playa” (http://www.campinglaplayaibiza.com/), y está en Santa Eulalia que para mí, de lo que conozco de la isla, es la zona más cómoda por situación para llegar a cualquier parte; es tranquila pero a la vez con ambiente…en fin para mí lo tiene todo.

Desde el camping se puede ir andando al Hippy Market (no confundir con el de las Dalias). Dispone de parcelas para tiendas y caravanas, tienda tipo Indio ya montadas para alquilar, bungalows y caravanas.

Tiene cerca una playita pequeña (Cala Martina) con un par de restaurantes, y además atravesando una zona de árboles, se puede acceder a unas rocas donde poder tomar el sol y darse un chapuzón totalmente solos. Desde el luego el entorno es una pasada.

Tiene un cafetería/restaurante que se llama Chirincana, donde además de poder desayunar y comer bien a buen precio, organizan alguna noche a la semana fiestas con música en directo, comida especial para esa noche, y todo esto al lado de la playa! Es de ensueño.

TERRACITA DEL CHIRINCANA
TERRACITA DEL CHIRINCANA

El ambiente del camping es muy distendido, mucha gente joven, de diferentes países, alguna familia con niños (nosotros de las pocas), rollo muy “hippy” paz y amor, ya me entendéis.

Dan cursos de yoga, de danza del vientre, y de más disciplinas, varios días a la semana, por lo que si estáis varios días, podéis probarlo.

Nosotros no nos consideramos para nada de ese estilo, somos de lo más corriente, pero desde luego siempre que vamos allí nos sentimos muy cómodos, y en ese ambiente al final lo compartas más o menos, se está tranquilo y a gusto.

HIPPY CAMPING
HIPPY CAMPING

Nuestra experiencia con la caravana….digamos que de entrada no fue la mejor.

Las caravanas son viejas caravanas restauradas. La nuestra tenía una cama doble y un armario. No disponen de baño propio y la cocina se limita a un hornillo eléctrico con el que si quieres cocinar…ya puedes tener paciencia, y una micronevera. Nosotros nos limitábamos a calentar la leche de los biberones, potitos y poco más. Tampoco la echamos en falta.

CARAVANA NOSTALGIA (ANTES DE SU ARREGLITO DE ESTE AÑO)
CARAVANA NOSTALGIA (ANTES DE SU ARREGLITO DE ESTE AÑO)

Este año han reacondicionado las caravanas pero básicamente creo que la distribución es más o menos igual, aunque puede que haya algún modelo más amplio, y con sala de estar. Eso mejor, preguntar al reservar.

La noche que llegamos, además de las horas que eran…llovía un montón. Fue una semana en la que en las islas de alrededor había habido incluso inundaciones.

Cuando llegamos, cansados, con el peque medio dormido, con unos chaparrones y unos charcos en la carretera de dar miedo, y vimos el camping, medio embarrado y entramos en nuestra caravana….empecé a pensar…”y si llueve toda la semana”….”¿qué hacemos aquí?” …empecé a ver la caravana, minúscula, calurosa, vieja, oscura…empezaron a entrarme los mil males y me puse esa misma noche a buscar en internet en el móvil un apartamento al que irnos al día siguiente. Todo lo que había disponible era carísimo por supuesto.

Al final, me tranquilicé, dormimos…y al día siguiente, con un sol estupendo entrando por la ventana…todo cambió de color. La caravana era pequeña, vieja, pero limpia y suficiente para lo que íbamos a hacer esos días. Era calurosa porque llevaría días cerrada al sol…pero una vez ventilamos, se pudo dormir el resto de días mucho mejor.

El niño, disfrutó de dormir en una cama tan grande, y de dormir con nosotros (en aquel momento compartir cama tantas noches aún era asumible).

DURMIENDO A SUS ANCHAS
DURMIENDO A SUS ANCHAS

El tiempo se portó bien toda la semana, y pudo disfrutar también de la playa, del agua templadita, de paseos, helados, correr por el camping, ver conciertos al aire libre ..en fin, que al final, lo que pudo haber sido una pesadilla como nos parecía la primera noche, acabó siendo una experiencia genial y un sueño cumplido para nosotros.

ES VEDRÁ
ES VEDRÁ

En resumen y por si os sirve de algo, las conclusiones que pudimos sacar sobre nuestra experiencia con el peque en una caravana en el camping La Playa, serian estas.

VENTAJAS

  • LA SITUACIÓN: STA. EULALIA,CERCANÍA AL HIPPY MARKET, AL LADO DEL MAR
  • ENTORNO NATURAL
  • TRANQUILIDAD
  • EL RESTAURANTE CHIRINCANA: SU COMIDA Y SUS CONCIERTOS

DESVENTAJAS

  • INCOMODIDAD DE NO TENER TU PROPIO BAÑO
  • INCOMODIDAD DE NO TENER UNA COCINA EN CONDICIONES
  • CARAVANA PEQUEÑA, IDEAL PARA DORMIR, NADA MÁS.

Si me preguntáis si hubiese repetido la experiencia, os digo que sí, el niño disfrutó muchísimo, y nosotros también, aunque reconozco que si el tiempo no hubiese acompañado…igual opinaría distinto.

Por eso os recomiendo que si viajáis a un destino, o en una época donde el buen tiempo no está asegurado y viajáis con un pequeño explorador, contéis con la posibilidad de que os pueda tocar estar más tiempo del que quisierais en vuestro alojamiento por culpa de la lluvia, por lo que cuanto más pequeño y falto de comodidades…más posibilidades habrá de que la experiencia no sea demasiado agradable.

¿Os alojaríais con vuestro peque en un sitio así? Sed sinceros ¿pensáis que estamos algo locos?

 

 

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someoneShare on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

4 thoughts on “DE IBIZA, CAMPINGS HIPPIES Y BEBÉS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *