QUÉ VISITAR EN COPENHAGUE EN UN DÍA ESCANDINAVIA EN FAMILIA

QUÉ VISITAR EN COPENHAGUE EN UN DÍA ESCANDINAVIA EN FAMILIA

 

Copenhague es una ciudad única. Cosmopolita, con mucha vida en sus calles, muy vinculada a sus canales, a su puerto,  y con mucha historia. Además, ofrece rincones que sorprenden y que no dejan indiferente a nadie. Pero si hay una palabra que define Copenhague y su gente es : AMABILIDAD.

Si solo tenéis un día para pasar en la ciudad, no os preocupéis. Un día en Copenhague da para mucho. Eso sí tenéis que tener claro qué queréis ver, y estar dispuestos a caminar casi sin descanso.

Os proponemos los 7 sitios que para nosotros resultan imprescindibles en un día en la ciudad.

¿Queréis conocerlos?

Hace una semana escasa que hemos vuelto de nuestro viaje del año: Escandinavia. Habéis podido ver nuestros preparativos en el post que publiqué hace un par de meses, cuando confirmé algunas reservas: ESCANDINAVIA EN FAMILIA.

En este post os contábamos los precios de los billetes, de la autocaravana y del hotel para Copenhague. La ruta aún no la teníamos clara pero..a medida que se fueron acercando las fechas, decidimos cuál sería nuestro plan:

RUTA DE UNA SEMANA POR ESCANDINAVIA

La idea era recorrer kms, conocer lo máximo posible en una semana, pero sin agobios y pudiendo parar con algo de calma a visitar los sitios que nos parecieron más interesantes.

La primera parada sería el lugar en el que aterrizamos: Copenhague, donde pasaríamos dos noches (la del día en el que llegamos y otra más). Es decir que sólo pasamos un día en la ciudad. Puede que ahora, sabiendo lo que sabemos, nos hubiésemos quedado un día más. Nos quedaron muchas cosas por ver. Pero igualmente, aprovechamos muy bien el día que pasamos allí. Eso sí, pateando mucho!

Nosotros teníamos claro qué sitios queríamos visitar, sin saber muy bien si nos daría tiempo. Finalmente lo conseguimos.

Estos son nuestros lugares imprescindibles (y factibles en un día ):

CHRISTIANIA

CHRISTIANIA

Descubrimos la existencia de este barrio preparando el viaje. Desde que leímos un poco sobre él, decidimos que sería una de las paradas que haríamos. Y de hecho, fue la primera.

Resumiendo, el barrio de Christiania es un barrio bastante céntrico de Copenhague, que se originó en los años 70, cuando un grupo de hippies se instaló en lo que eran unas instalaciones militares abandonadas. A partir de entonces el barrio se rige por un sistema legislativo paralelo a la ciudad e incluso a la UE. El ejemplo más llamativo de esto, es que el consumo y venta de drogas blandas está permitido.

CHRISTIANIA

Pero el encanto de este barrio en realidad, es la concentración de artistas que viven en él, y cómo ellos mismos han ido decorando y dando color a sus calles, paredes y casitas.

 

TIENDA DE ARTE EN EL BARRIO DE CHRISTIANIA

 

ESCULTURA EN EL BARRIO DE CHRISTIANIA

Quizás os hable con más detalle de este curioso lugar en próximos posts. ¿Qué os parece?

 NYHAVN

PASEO MARÍTIMO DE NYHAVN

A tan solo 10 minutos caminando de Christiania, se encuentra el paseo marítimo de Nyhavn. Ésta es la zona más famosa, visitada y fotografiada de la ciudad. Sus coloridos edificios del siglo XVII y XVIII, sus restaurantes y cafeterías, y los históricos barcos de madera que se encuentran atracados aquí, hacen de este lugar uno de los más atractivos de la ciudad.

PASEO MARÍTIMO DE NYHAVN

Inevitablemente hay que hacer una parada aquí y disfrutar de las maravillosas vistas. Y si os coincide a la hora de comer, como a nosotros, podéis saborear distintos platos de los puestos callejeros de la zona, a muy buen precio.

PUESTO CALLEJERO DE COMIDA EN KONGENS NYTORV (CERCA DE NYHAVN)

CALLE COMERCIAL STROGET

CALLE COMERCIAL STROGET

Darse un paseo por la calle comercial principal de Copenhague no es que sea en realidad un imprescindible. Pero de Christiania a Nyhavn, es una calle que queda de camino y que merece la pena recorrer.

CALLE COMERCIAL STROGET

Como sabéis el diseño nórdico, tanto en el sector textil como en muebles y decoración, es muy valorado en todo el mundo, y en los escaparates de las tiendas de la ciudad podremos deleitarnos con muchos ejemplos de esto. En moda, no me convence mucho su estilo,  pero en decoración. ..¡me lo llevaría todo!

TIENDA DE CEPILLOS DE DISEÑO

PALACIO AMALIENBORG

PALACIO AMALIENBORG

Un poco más alejado del centro de camino a otro de los imprescindibles en la ciudad, La Sirenita, pasaréis por la residencia invernal de la familia real danesa.

Lo que más llama la atención son los guardas reales que, como en Buckingham (pero mucho más accesibles), custodian las inmediaciones del palacio.

PLAZA DEL PALACIO DE AMALIENBORG
GUARDIAS REALES EN EL PALACIO AMELIENBORG

Parece ser que cada mediodía es posible ver el cambio de guardia real, y que ver entrar y salir a miembros de la familia real en sus coches,es de lo más habitual. A nosotros no nos coincidió ni una cosa ni otra, y ni falta que hizo.

KASTELLET Y PARQUE LANGELINIE

 

LAGUNA EN KASTELLET

 

El Kastellet (ciudadela), es una fortificación defensiva en forma de estrella, que se mandó construir en el siglo XVII, y que ahora alberga un parque público. En sus alrededores se encuentra el parque Langelinie.

IGLESIA EN PARQUE LANGELINIE

En él se encuentra una iglesia, una laguna, la fuente de Gefión y distintas estatuas de personajes relevantes de Dinamarca.

EL PEQUEÑO EXPLORADOR TIRANDO UNA MONEDA EN LA FUENTE DE GEFIÓN

 

FUENTE DE GEFIÓN

También  queda de camino a La Sirenita, muy cerca del palacio real.

LA SIRENITA

Y llegamos al penúltimo punto de nuestra ruta. El monumento más conocido de la ciudad: La Sirenita.

LA SIRENITA

Esta estatua de bronce situada en la bahía de Copenhague, algo alejada del centro, (como a cuarenta minutos andando desde Nyhavn). Se hizo por encargo del hijo del fundador de Carlsberg, en homenaje a una famosa bailarina de ballet de la época. El éxito de la bailarina representando el cuento de Hans Christian Andersen “La Sirenita”, fue lo que inspiró a su creador.

La verdad es que es mucho más pequeña de lo que imaginaba, y la cantidad de gente que se encuentra en este punto intentando hacerse una foto con ella, hace que el monumento desmerezca un poco, en mi opinión.

LA SIRENITA

PARQUE TÍVOLI

Y llegamos al último punto de nuestro día en Copenhague: el parque Tívoli.

ENTRADA AL PARQUE TÍVOLI

La verdad es que es difícil explicar cómo es este parque de atracciones de más de 150 años de antigüedad.

En él puedes encontrarte multitud de atracciones al estilo de la época, pero también atracciones modernas pero ambientadas en el siglo XIX. Hay recreaciones de palacios orientales, teatro de pantomima, restaurantes, etc…

RECREACIÓN DE UN PALACIO ORIENTAL
TEATRO DE PANTOMIMA
REPRESENTACIÓN DE TEATRO DE PANTOMIMA

Para el peque fue una de las partes más divertidas del día, pues se subió en algunas atracciones que aquí no pueden encontrarse.

TIOVIVO

La entrada básica cuesta 100 coronas entre semana y 110 el fin de semana(unos 15 euros), y en el interior hay que pagar para subir a cada atracción.

Cada atracción, al menos en las que nosotros  subimos al peque, cuesta unos 3 euros. En general, no nos parecieron caras (en comparación con los precios que se manejan aquí en las atracciones de feria), pero sí nos pareció que la duración era demasiado corta.

PEQUEÑA NORIA DE ÉPOCA

Con la entrada os darán  una guía del parque muy útil. En ella os indican las atracciones que hay, para qué edades son, en cuales hay algún riesgo para quien sufre alguna cardiopatía, un mapa, horarios de los espectáculos y una lista de restaurantes con indicadores de precio medio. En el interior, encontraréis un trenecito que hace una pequeña ruta por el parque. No es caro subirse, pero la vuelta que hace es muy corta y para lo que dura,bien podría ser gratis.

Visitar el parque es un buen plan tanto para adultos como para niños.Puedes pasarte un día completo allí. En verano, hay diversas actuaciones musicales por todo el parque, e incluso tienen un espectáculo de pirotecnia nocturno  (aunque si vais con peques tan poco amigos de los fuegos artficiales como es pequeño explorador, mejor evitadlo)

 

Como os decía, Copenhague bien merece como mínimo un par de días o tres, para poder visitarlo con calma. Nos quedamos con  ganas de visitar el barrio de Norrebro, que dicen que es el barrio de moda, algún castillo o palacio de los alrededores, y quizás algún museo. Pero en nuestra ruta no teníamos tiempo para más. Al día siguiente, teníamos que dirigirnos a Malmo, para recoger nuestra autocaravana y empezar el road trip , ¡qué emoción!

Aún así, no me diréis que el día en Copenhague no estuvo bien aprovechado…

 

 

 

 

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someoneShare on Facebook14Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *