DESCUBRIENDO EL ARCHIPIÉLAGO DE GOTEMBURGO: ISLA DE DONSÖ Escandinavia en familia

DESCUBRIENDO EL ARCHIPIÉLAGO DE GOTEMBURGO: ISLA DE DONSÖ Escandinavia en familia

Ésta es una de las cosas que más me gusta cuando estamos de viaje. Visitar sitios que no habíamos planeado, que apenas nos suenan, y que acaban siendo todo un descubrimiento.

En el anterior post, os contaba qué 5 planes podéis hacer para una visita express a la ciudad de Gotemburgo. Y la verdad es que los sitios que os mencionamos los hicimos en una mañana. Nos quedaba la tarde para lo que más nos gusta hacer: explorar.

Habíamos oído hablar del Archipiélago de Gotemburgo, pero no sabíamos exactamente cómo acceder;  si era un sitio que mereciese la pena visitar…el caso es que nos decidimos a encontrar aquellas islas….y ¡vaya si lo hicimos!

¿Queréis conocerlas?

Como os decía, después de una mañana recorriendo la ciudad, al terminar de comer, decidimos coger la autocaravana y salir del centro. Habíamos oído hablar de un archipiélago cercano a Gotemburgo pero no sabíamos mucho más. La idea de visitar ese lugar nos estaba rondando la mente, y teníamos mucha curiosidad por saber como era un sitio así. Así que viendo que el puerto del que salían los barcos hacia las islas, no estaba a más de 15 minutos en coche del centro, allí que nos fuimos: al puerto de Saltholmen.

PUERTO DE SALTHOLMEN

Saltholmen es un puerto pequeño, en el que existe un servicio de ferries, que van a las islas varias veces al día, y que por lo que vimos, es utilizado por mucha gente.

FERRY EN PUERTO DE SALTHOLMEN
FERRY EN PUERTO DE SALTHOLMEN

Sólo unos minutos después de pedir información en la taquilla, nos subimos a uno de los ferries que recorría todas las islas. Por 6 euros al cambio los tres, podríamos bajarnos y volver a subirnos donde quisiéramos.

Al parecer estos barcos, son el medio de transporte público de uso diario que utilizan los habitantes de la isla. De ahí su precio tan económico, al menos para el que sólo va de visita. En nuestra ciudad hay un servicio de barcos similar que nos lleva a las ciudades principales del otro lado de la Ría de Vigo, e incluso a las Islas Cíes. No podíamos evitar pensar en ellos al estar allí.

INTERIOR DEL FERRY ARCHIPIÉLAGO DE GOTEMBURGO
INTERIOR DEL FERRY

Una vez dentro, además de admirar el paisaje que nos rodeaba, intentamos informarnos de cómo era el archipiélago. Gracias a un folleto informativo en inglés, y a la información que iba apareciendo en la pantalla que había, más o menos nos fuimos enterando de cómo era el lugar a dónde íbamos.

PANTALLA INFORMATIVA EN EL INTERIOR DEL FERRY AL ARCHIPIÉLAGO SUR
PANTALLA INFORMATIVA EN EL INTERIOR DEL FERRY AL ARCHIPIÉLAGO SUR

HISTORIA DEL ARCHIPIÉLAGO SUR

Por lo que pudimos ver, el Arhipiélago de Gotemburgo (en concreto el Archipiélago del Sur), o Södra Skärgard, son un conjunto de 13 islas que se encuentran en frente a la costa de Gotemburgo. En la época de los vikingos, estas islas, eran la base dónde permanecían los barcos antes de iniciar sus largos viajes, desarrollando una actividad comercial en sus alrededores muy importante.

Hay constancia de que ya en el siglo XVI, había habitantes permanentes en algunas de las islas. En el siglo XVIII una de las actividades fundamentales de los mismos era la piratería.

En los últimos doscientos años, son la pesca y la agricultura las actividades principales de los isleños, poniéndose de moda en el último siglo como lugar de veraneo, con las primeras lineas regulares de barcos a vapor.

No me digáis que su historia no es de lo más interesante.

ARCHIPIÉLAGO DE GOTEMBURGO DESDE EL FERRY
ARCHIPIÉLAGO DE GOTEMBURGO DESDE EL FERRY

ARCHIPIÉLAGO COMO RESERVA NATURAL

Siendo muy conscientes del valor ecológico de estas islas, los suecos han sabido mantener muy bien el equilibrio entre el cuidado del entorno y el uso y disfrute de las mismas.

Para ello han delimitado algunas zonas como reservas naturales en los que los animales (aves sobre todo) y las plantas están totalmente protegidas. No se puede acampar ni hacer fuego en zonas no habilitadas, y lo más llamativo: el uso de coches o similares está prohibido en todas las islas.

Lo que utilizan para moverse son bicicletas, pequeños ciclomotores o carritos de golf adaptados.

EJEMPLO DE VEHÍCULO USADO HABITUALMENTE E LAS ISLAS

ISLA DE DONSO

No sabíamos por qué isla decidirnos. No teníamos demasiado tiempo como para verlas todas, así que había que elegir una. Pero ¿cual?. Según el folleto que estábamos ojeando, cada isla tenía su encanto. Unas por su paisaje natural, otras por su museo, por su pueblo marinero. La verdad es que a medida que el barco iba haciendo paradas, íbamos esperando alguna isla donde se viera algo más de «civilización». En algunas islas solo se veía un pequeño muelle, vegetación y alguna casa a lo lejos. ¿Qué podríamos hacer en un sitio así, sin ningún tipo de vehículo para desplazarnos y con tan poco tiempo?…

Y llegamos a Donsö, una de las islas más grandes del Archipiélago Sur. Vimos que el puerto no era tan pequeño, y que habría al menos una zona por la que poder pasear un rato. Así que decidimos bajarnos allí.

VISTA DE LAS CASAS DE DONSÖ DESDE EL PUERTO

La verdad, es que después de visitar la bulliciosa y monumental Gotemburgo, poner los pies en aquella isla fue cambiar completamente de ambiente.

VEHÍCULOS PARA DESPLAZARSE POR LA ISLA

La tranquilidad que se respiraba, el silencio, sus calles prácticamente vacías, hacían que pareciese como que el tiempo iba más despacio allí.

CASAS EN DONSÖ
CASAS EN DONSÖ

El corazón del pueblo era el muelle. Al parecer la actividad más importante de la isla era la pesca. De hecho Donsö es la tercera comunidad pesquera más importante de todo el país.

Recorrimos el puerto con calma. Disfrutando del paisaje. Admirando sus casas de madera, tan bien integradas en el paisaje e intentando imaginar cómo sería la vida allí (sobre todo en el duro invierno).

Una de las cosas que más nos llamó la atención, fueron las casetas que sirven de almacén para los aparejos de pesca. Nos  parecían tan pintorescos….que sirvieron de fondo para muchas fotos… ¿a que son chulos para ser unos simples almacenes?

ALMACÉN DE APAREJOS DE PESCA
ALMACÉN DE APAREJOS DE PESCA

Algunos, -curioseando por sus ventanas pudimos comprobarlo-, habían sido reconvertidos en una especie de salones en los que pasar las tardes de verano. Pero no os imaginéis un cobertizo con unas sillas de plástico y las paredes sucias..no…eran auténticos salones como los de cualquier casa, con sus sofás, sus cuadros, su centro de mesa…. y es que qué podíamos esperar de los suecos, cuna de la decoración escandinava (y de Ikea).

ALMACENES DE APAREJOS DE PESCA
ALMACENES DE APAREJOS DE PESCA

Después del paseo, encontramos la pizzeria Noretti, donde nos tomamos un helado, disfrutando de los últimos minutos en la isla. Un error que cometimos fue que no preguntamos horarios en la taquilla de los billetes del barco. En la isla no encontramos un solo cartel donde poder verlo, así que no sabíamos cuándo salía un barco de vuelta a Saltholmen, ni cuándo era el último.

Un poco inquietos, nos dirigimos al muelle de nuevo, y tuvimos la suerte de que, de allí a 5 minutos llegaba el mismo barco que nos había traído (y el siguiente era en una hora…¡nos habría pillado la noche!).

Media hora más tarde, estábamos de vuelta en tierra firme. Estábamos de nuevo en Saltholmen.

Nos subimos de nuevo en la autocaravana, dispuestos a seguir con lo que quedaba de ruta.

Después de un día muy intenso, dejaríamos Gotemburgo atrás, con la sensación de haber descubierto en poco tiempo, algunos de sus rincones más valiosos. Entre ellos, por supuesto: la isla de Donsö.

¿Conocíais estas islas? ¿Os parecen tan especiales como nos lo han parecido a nosotros?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *