CENTRO VIKINGO DE RIBE CON NIÑOS Escandinavia en familia

CENTRO VIKINGO DE RIBE CON NIÑOS Escandinavia en familia

Por fin llegó el día. Ésta era una de las visitas que más ganas teníamos de hacer en nuestro viaje a Dinamarca: El Centro Vikingo de Ribe. Teníamos tantas ganas de conocerlo, como dudas de cómo sería realmente el lugar. Así que empezamos a pensar que igual hasta salíamos decepcionados de aquel sitio…. pues NADA DE ESO.

Puedo decir que fue uno de los lugares que más nos gustó de nuestro viaje por Escandinavia. Tanto para nosotros, como para el peque, el Centro Vikingo de Ribe resultó ser una de las visitas más divertidas, interesantes y didácticas de todo el viaje. Además, gracias a incluir esta visita en nuestra ruta, pudimos conocer Ribe  que como ya os comenté en el post anterior UN DÍA EN RIBE, EL PUEBLO MÁS ANTIGUO DE DINAMARCA , es un pueblo con muchísimo encanto.

¿Queréis conocerlo un poco?

QUÉ ES EL RIBE VIKING CENTER

ENTRADA AL RECINTO DEL CENTRO VIKINGO DE RIBE

El Centro Vikingo de Ribe , es un centro arqueológico e histórico, dedicado a la época vikinga (período entre los siglos VIII y XI para que os hagáis una idea).

En este centro, gracias a los distintos hallazgos realizados en la zona (que al parecer fue un importante asentamiento vikingo), y a los estudios de los expertos, se ha recreado, a tamaño real y con bastante fidelidad, una aldea vikinga.

RECINTO DE LA ALDEA VIKINGA (CENTRO VIKINGO DE RIBE)

¿QUÉ NOS PODEMOS ENCONTRAR EN EL RECINTO?

La entrada sencilla cuesta unos 16€ por persona, y puedo deciros que es un gasto que merece mucho la pena. Nada más entrar os daréis cuenta de que en el recinto se recrea todo: desde los edificios comunes (respetando además sus métodos de construcción), hasta su vestimenta, herramientas, cultivos, etc. Puedes hablar con los “habitantes” de la aldea, hacerles fotos y disponen de guías que pueden acompañarte a lo largo de la visita (eso sí, no disponen de guía en español). Durante unas horas, te sientes como si realmente te encontrases en un poblado vikingo real y no en un poblado “artificial”.

EDIFICIO PRINCIPAL, LUGAR DE REUNIONES Y VIVIENDA
INTERIOR DEL EDIFICIO PRINCIPAL
INTERIOR DEL EDIFICIO PRINCIPAL
UN EDIFICIO EN CONSTRUCCIÓN CON LAS HERRAMIENTAS DE LA ÉPOCA

¿QUÉ PODEMOS HACER EN DENTRO DEL RECINTO?

Ver sus casas por dentro. Conocer las estancias donde celebraban las reuniones, los dormitorios, los almacenes, los establos… Ver cómo vestían, qué comían, cómo trabajaban la piel, la madera, etc… resultó muy interesante. Incluso para el peque, que aún sin saber muy bien qué era un vikingo, ni donde estábamos, veía con mucha atención todo lo que le rodeaba.

ESTABLOS
CURTIDOR
PUESTOS DE ARTESANÍA TRADICIONAL

El paseo duró unas 3 horas, pero podríamos habernos entretenido mucho más. Por eso os recomiendo ir temprano, incluso si podéis, llevaros algo de comer (aunque tienen cafetería a la salida del recinto por si no lo hacéis). Y es que hay muchísimo para ver. Si además podéis asistir a alguno de los espectáculos que programan de cetrería, lucha o tiro con arco, por ejemplo, aún podríais alargarlo más.

ZONA DE TIRO CON ARCO
EL PEQUEÑO EXPLORADOR METIÉNDOSE EN EL PAPEL DE UN VIKINGO EN LA ZONA DE ENTRENAMIENTO DE LOS GUERREROS

En la entrada, por un poco más, podéis haceros con unos “tickets” con los que participar y probar algunas de las tareas típicas de la aldea: tiro con arco, afilado de lanzas…Para los niños (no tan pequeños como el nuestro ) y también para los adultos, es una parte de la visita muy divertida.

APRENDIENDO A AFILAR UNA LANZA CON LAS HERRAMIENTAS DE LA ÉPOCA EN LA CARPINTERÍA

PARQUE INFANTIL VIKINGO

Y eso no es todo, si a los peques aún les quedan ganas de seguir jugando a los vikingos, ya cerca de la salida del recinto, os encontraréis con un parque infantil muy especial. Es como un minipoblado vikingo, con pasarelas de madera, tobogán, pequeñas casitas, etc. A los más pequeños les encantará.

EL PEQUEÑO EXPLORADOR ENTRANDO EN EL PARQUE INFANTIL VIKINGO
MINICASITA VIKINGA
EL PEQUEÑO VIKINGO ENTRANDO EN SU CASA
PROBANDO EL JUEGO DEL MAZO

VOLVER A LA ÉPOCA VIKINGA COMO VOLUNTARIO

Pero el Centro Vikingo de Ribe, es mucho más que una reproducción a gran escala de un pueblo vikingo. El centro abrió sus puertas en el 1995 (justo este año celebraron su 25 aniversario). Es un referente mundial en cuanto a estudios sobre este período de la historia escandinava. Además proporciona a todo aquel que se interese por esta parte de la historia, un buen lugar donde instruirse.

Organizan visitas de estudiantes, colaboran con distintas universidades, y aquí viene lo más curioso: ofrecen la posibilidad de pasar horas, días o temporadas como voluntarios. Es decir, todos aquellos entusiastas del mundo vikingo, que quieran vivir como en aquella época, por un espacio de tiempo determinado, pueden hacerlo. A cambio, deben realizar las tareas necesarias para el funcionamiento del centro: cuidar de los animales, de los cultivos, cocinar, y si dominan algún tipo de artesanía, realizar sus habilidades con los métodos de aquellos tiempos para mostrárselo a los visitantes.

UN PADRE ENSEÑANDO A SU HIJO A UTILIZAR EL HACHA
UNA VIKINGA LLEVANDO AGUA

Al principio, pensé que era algo un poco raro..¿quién iba a querer hacer algo así? Sin embargo, pensándolo bien…con la saturación diaria que tenemos de asfalto,coches, humo, comida basura, prisas, redes sociales, móviles, etc… ¿No estaría bien poder salirse de este siglo por unos días y volver a los orígenes?

Por un lado pasaríamos frío, conoceríamos el duro trabajo del campo con los medios de entonces, sufriríamos la incomodidad de no tener electricidad, ni teléfono…

Pero por otro lado, bajaríamos el ritmo, no habría horarios más que los que marca el hambre y el sueño..comeríamos lo que cultivamos y criamos nosotros mismos, hablaríamos más entre nosotros, respiraríamos aire puro…

Y hasta quizás, una vez pasada la experiencia, volveríamos a considerar que abrir un grifo y que salga agua, que darle a un botón y se encienda una luz, y que poder mitigar el frío encendiendo la calefacción…son un verdadero privilegio.

¿Y vosotros qué opináis? ¿Os apetecería probar la experiencia?¿Por cuánto tiempo?

* Os recomiendo su página de Facebook , que aunque está en danés, tiene fotos y videos muy ilustrativos de cómo es aquello. Además si os apetece (y sois muy muy apasionados de este tema) podéis ver en Youtube el docudrama que han grabado en las instalaciones del centro donde ambientan una historia de la época.

 

 

 

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

2 comentarios sobre “CENTRO VIKINGO DE RIBE CON NIÑOS Escandinavia en familia

  1. Hola,

    Podrías indicarnos cómo comprar las entradas desde España?
    La sección de su web para comprar los tickets está en danés y no veo cómo comprarlos.
    Vamos en agosto y temo que si no las compro con antelación no podamos acceder.
    Muchas gracias

    1. Hola Elena!
      Qué buen destino! Yo lo que te diría es que no es necesario reservarlo con antelación, puedes ir tranquila. Nosotros también fuimos en agosto, y si vas por la mañana temprano, no tendrás problema. No está masificado, por lo que podréis comprarlas en taquilla sin problema. Nosotros lo hicimos así.
      Disfruta de la visita, merece mucho la pena. Un saludito y muchas gracias por leerme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *