BUDAPEST: LA CIUDAD QUE SE ENCIENDE AL CAER LA NOCHE Budapest en familia

BUDAPEST: LA CIUDAD QUE SE ENCIENDE AL CAER LA NOCHE Budapest en familia

 

Budapest se transforma cuando cae la noche. Los edificios más emblemáticos se engalanan con miles de luces y la ciudad entera se vuelve aún más espléndida y deslumbrante. La ciudad majestuosa y monumental que conociste durante el día, no parece la misma al caer el sol. Todo parece, de pronto, estar envuelto en una atmósfera casi mágica.

No esperaba este espectáculo. No creí que la ciudad pudiese sufrir una metamorfosis así. Y qué bonita sorpresa.

Si durante todo el año, la ciudad cambia a diario cuando oscurece, en esta época navideña, además, se acentúa esta transformación.

Cada plaza, cada calle , cada esquina del centro de la ciudad, se vuelve un rincón lleno de color y de luz.

Puedes admirar este paisaje luminoso mientras paseas por las calles, pero la perspectiva de la ciudad, a cierta distancia, mientras vas en barco recorriendo el Danubio…es ÚNICA.

BUDAPEST ILUMINADO

Como os contaba en el post anterior (DESCUBRIENDO BUDAPEST: PASEO A ORILLAS DEL DANUBIO),  nuestro primer paseo por la ciudad, lo dimos a orillas del Danubio. Nos encaminamos al Parlamento y durante el trayecto ya pudimos conocer algunos de los puntos más significativos de la ciudad: Kiskirálylány, la princesita de Budapest; el Monumento de los Zapatos; el Puente de las Cadenas…

Tras el paseo, fuimos a comer, y poco después, empezó a  hacerse de noche. Sobre las 16.30 de la tarde, en diciembre, ya es noche cerrada en estas latitudes.

Para descansar un poco las piernas, y ampararnos del frío, decidimos dar un paseo en barco por el río. Justo habíamos comprado un ticket válido por 48 horas esa misma tarde, que nos permitía durante ese período, coger cualquier autobús turístico las veces que quisiéramos y también hacer este paseo en barco . La verdad, es que con la previsión climatológica que teníamos para aquellos días, resultaban planes más que adecuados por si la lluvia decidía hacer acto de presencia.

Caminando hacia el muelle 10, de donde salía nuestro barco, ya empezamos a darnos cuenta de cómo al atardecer, las luces iban cambiando la imagen que teníamos de la ciudad. Fuimos descubriendo, cómo aquellos edificios y calles por los que habíamos pasado aquella tarde, se transformaban por completo.

PROYECCIÓN EN LA FACHADA DEL HOTEL GERBEAUD EN LA PLAZA VÖRÖSMARTY
EDIFICIO ILUMINADO EN VACI UTCA
BASÍLICA DE SZENT ITSVAN (SAN ESTEBAN ) Y SU MERCADO NAVIDEÑO

 

PROYECCIÓN EN 3D SOBRE LA FACHADA DE LA BASÍLICA

PERSPECTIVA DESDE EL DANUBIO

Pero fue dando un paseo en barco por el río, cuando descubrimos una panorámica diferente de la ciudad, que sólo puede conseguirse desde ese punto.

VISTA DEL BARRIO DE BUDA DESDE EL BARCO

 

LAS TORRES DE LA BASÍLICA SZENT ITSVAN (SAN ESTEBAN) DESDE EL BARCO

 

PUENTE DE LAS CADENAS DESDE EL BARCO

 

LA PARTE NEGATIVA DEL PASEO EN BARCO

Si visitas Budapest con niños, el paseo en barco por el Danubio es un imprescindible.  Como decía, es una buena manera de ampararte de la lluvia o el frío (en invierno), y descansar de lo largos paseos que habrás hecho durante el día por la ciudad. Además, para los niños, un paseo en cualquier medio de transporte que no sea el habitual, es una pequeña aventura. Si a todo esto le añadimos, que el paseo en barco te brinda una imagen de la ciudad única (sobre todo por la noche), resulta un plan perfecto.

Pero la verdad, es que, al menos el barco que nos tocó a nosotros, no era ninguna maravilla. El barco era muy básico, no demasiado moderno, algo ruidoso, y con una cafetería mínima donde poder tomar cuatro cosas contadas. Además el acceso al muelle de donde salía, no nos pareció seguro ni cómodo, para el tránsito de turistas,(que en verano me imagino será aún más numeroso). No hay prácticamente aceras, el tráfico pasa a bastante velocidad, y para nosotros que llevábamos un carro…era bastante impracticable. No quiero imaginar para una persona con una minusvalía. En esto tengo que decir, que la ciudad tiene que mejorar aún bastante.

Igualmente, el paseo mereció mucho la pena, y es totalmente recomendable, aún más de noche.

Si habéis estado en Budapest ¿tenéis la misma opinión que yo sobre esta zona?

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
7Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *