PLANES PARA DISFRUTAR DE BUDAPEST CON NIÑOS (INCLUSO CON LLUVIA)

PLANES PARA DISFRUTAR DE BUDAPEST CON NIÑOS (INCLUSO CON LLUVIA)

Muchas veces, uno de los problemas que nos encontramos cuando viajamos en diciembre por Europa, es que el tiempo no acompaña. Cuando visitas un destino donde sabes que hará frío, yendo bien equipado, lo solucionas. Pero conocer una ciudad en la que puede lloverte los 3 o 4 días que estés allí… es una buena faena, sobre todo, si vas con niños. Un adulto se arma de paciencia y un buen chubasquero y aún se arregla. Pero con niños…sobre todo niños en esa edad en la que estar todo el día en el carro ya no es una opción, la cosa se complica.

En esa tesitura nos pusimos preparando nuestra escapada a Budapest. Las previsiones meteorológicas para la ciudad, en las fechas en las que viajábamos, cambiaban a cada momento y la lluvia podía estar presente cada día. Así que nos fuimos organizando contando con ello.

Os cuento los planes que llevábamos preparados por si se os da la misma situación.

Tengo que empezar reconociendo que  al final tuvimos bastante suerte, y sólo nos llovió un poco, la última tarde que pasamos en la ciudad. Por eso muchos de los planes que llevábamos en mente, no llegamos a tener que ponerlos en práctica.

De todos modos os doy las claves y planes que habíamos preparado por si os sirven.

 

CLAVES

Alojamiento

Ya os comenté en muchas ocasiones que , viajando con niños, es preferible alojarse en un apartamento. Si el tiempo no acompaña, uno no se encuentra bien, o quiere descansar en lo más parecido a una casa propia, en la que los peques tengan cierto espacio para jugar, un apartamento es lo ideal.

Estar encerrado una tarde entera en la habitación de un hotel porque el peque tiene fiebre (por ejemplo), debe ser bastante menos llevadero. Además, si el tiempo se pone imposible para pasear, quizás pases más tiempo del que tenías planeado en el alojamiento que elijas, así que hay que tenerlo en cuenta.

Desplazamiento

Si tu destino es una ciudad tan fácil de recorrer a pie como Budapest, y sólo estarás por el centro, alquilar un coche no resulta necesario ni recomendable. En este caso, lo que nosotros hicimos fue sacar un pase HOP ON /HOP OFF por 48hrs.

Por 23€ cada uno (los niños viajan gratis), podíamos coger el autobús turístico tantas veces como quisiéramos durante 48 horas – desde que se coge el primer autobús-. Además este mismo pase te permite el acceso ilimitado a uno de los barcos que recorre el Danubio.

Con esto, cumplíamos varios objetivos: podíamos recorrer la ciudad de una manera más cómoda si nos cansábamos, evitábamos caminar a la lluvia si el tiempo no era demasiado benévolo y para el Pequeño Explorador sería toda una aventura. La única pega es que el último autobús sale sobre las 16.00hrs, por lo que hay que aprovecharlo más durante la mañana.

AUTOBÚS HOP ON HOP OFF

Carrito

Otra cosa que agradecimos, y que recomiendo para niños hasta cierta edad , es llevar el carrito. Nuestro peque, con 3 años y medio a penas lo usa en el día a día, y casi no cabe, pero en días donde se va a caminar mucho, donde puede entrarle sueño en cualquier momento y donde puede llover, llevarlo es muy buena idea.

Es más, incluso si no llueve, en sitios donde puede hacer mucho frío, como es el caso de Budapest en pleno diciembre, llevar el carro, con una manta y el plástico es una buena opción para que vayan más cómodos.

PLANES

Para disfrutar y conocer Budapest, no necesitas más que tus pies y tus ganas. Si te alojas en un sitio céntrico, como por ejemplo el barrio judío (cerca de la Sinagoga donde nos alojamos nosotros), las distancias a los puntos principales de la ciudad son muy asumibles a pie.

Si el tiempo acompaña, te pasarás casi todo el tiempo paseando. Recorrerás el borde del río para conocer el Parlmento, el Monumento de los Zapatos.. Irás al barrio de Buda atravesando alguno de sus puentes, como el Puente de las Cadenas o el de la Libertad. Irás al Bastión de los Pescadores, recorrerás las plazas principales Vörösmarty, Szechenyi Istvan, etc.

PUENTE DE LA LIBERTAD

Pero si llueve necesitas algún plan B.

PLANES IMPRESCINDIBLES (LLUEVA O NO)

Estas son las opciones a cubierto que para nosotros son imprescindibles, llueva o no:

MERCADO CENTRAL

Conocer el Mercado Central, los productos de alimentación y de artesanía que venden en sus puestos, y comer alguno de los platos típicos allí, es un plan imprescindible.

 

 

MERCADO CENTRAL
INTERIOR MERCADO CENTRAL

 

ARTESANÍA TRADICIONAL EN EL MERCADO CENTRAL
MUJER VESTIDA CON EL TRAJE TRADICIONAL HÚNGARO EN LA PUERTA DEL MERCADO CENTRAL – COMO LAS MUÑEQUITAS PERO DE CARNE Y HUESO-
PRIMER PISO EN EL MERCADO CENTRAL DONDE ESTÁN LOS PUESTOS DE COMIDA
COMIDA TÍPICA EN UNO DE LOS PUESTOS
PROBANDO EL TÍPICO GOULASH

RUIN BARS: SZIMPLA KERT

Los famosos Ruin Bar de Budapest, son locales en abandono, ocupados y recuperados hace algunas décadas y reconvertidos en locales de ocio. Algunos son locales nocturnos tipo pub donde cenar, tomar copas y bailar. Pero si hay uno, en el que además puedas ir cómodamente con niños es el más famoso: el Szimpla Kert.

Es un local que merece la pena visitar ya solo por su decoración. La acumulación de materiales y elementos recuperados de la basura estratégicamente colocados en su interio, la música, la variedad de ambientes, etc. lo hacen un sitio único, y muy divertido incluso para los niños.

Eso sí, os aconsejo que si queréis estar cómodos con los peques, vayáis entre semana. El fin de semana se pone hasta los topes desde bien temprano. En éste sitio puedes saborear, desde cervezas artesanas, hasta copas, café, un buen chocolate caliente, y también puedes comer, aunque nosotros no probamos.

SZIMPLA KERT
INTERIOR SZIMPLA KERT
INTERIOR SZIMPLA KERT
PEQUEÑO EXPLORADOR DIVIRTIÉNDOSE CON UN PIANO EN EL SZIMPLA KERT

BASTIÓN DE LOS PESCADORES, BARRIO DE BUDA

Aunque llueva y el plan no sea del todo a cubierto, es un plan que se puede hacer lloviendo. De hecho a nosotros nos coincidió el último día que llovió un poco y sin problema. Hay un miniautobús con puertas de plástico, tipo toldo, que por 7 euros, hace un recorrido circular por todo el barrio de Buda.

PLANES OPCIONALES (RECOMENDABLES SI LLUEVE)

Algunos de los planes que habíamos pensado  hacer con el pequeño explorador si el tiempo se complicaba, eran estos:

MUSEO MINIVERSUM

El museo Miniversum es un museo en el que se exponen maquetas de tamaño gigantesco de distintas partes de la ciudad de Budapest y de Hungría en general. Miles de figuras, coches y varios trenes eléctricos componen paisajes en miniatura, que sin duda resultan muy atractivos para mayores y pequeños.

PAISAJE EN MINIATURA EN EL MUSEO MINIVERSUM (imagen extraída de la web de Miniversum)

MUSEO HOSPITAL IN THE ROCK

El museo Hospital in the Rock se encuentra en el barrio de Buda. Se trata de un búnker subterráneo de la Segunda Guerra Mundial, ahora reconvertido en museo. En él se puede conocer la historia de la medicina militar, a través de sus distintas salas, recreando con figuras de cera a tamaño real, la situación que se vivía en aquel lugar en tiempos de guerra.

Sigo teniendo dudas de si éste resultaría un sitio “agradable” para un niño tan pequeño. Dudo de si el lugar le transmitiría tanta angustia y malestar como a un adulto, que entiende lo duro y trágico de la situación que se vivió allí, o si al final, lo entendería como un sitio divertido donde muñecos gigantes están disfrazados de médicos…habría que probar para saberlo.

INTERIOR HOSPITAL IN THE ROCK (Imagen extraída de Tripadvisor)

SPA SZECHENYI

Cualquier Spa de la ciudad es un buen plan. El Spa Szechenyi es el que dicen que tiene más encanto, y aunque hay una parte al aire libre, estar en agua calentita mientras te llueve encima y hace frío fuera…no debe estar nada mal. Para los peques es, por supuesto, un plan muy divertido, por lo que, si os gusta la idea, además del chubasquero, …meted también el bañador en la maleta.

Nosotros no somos demasiado fanáticos de los Spas y como no nos llovió, no lo probamos, pero no lo descarto si vuelvo a visitar la ciudad.

SPA SZECHENYI (Imagen extraída de Skyscanner)

Éstas son sólo algunas de las muchas opciones que tenéis, para disfrutar de Budapest en familia, aunque el tiempo no acompañe.

Nosotros para los 3 días que estuvimos, teníamos un plan “bajo techo” para hacer algo diferente cada día, así que, si planeáis viajar a esta increíble ciudad y las previsiones no son buenas, no os desaniméis, igualmente lo disfrutaréis muchísimo.

 

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
20Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *