REDESCUBRIENDO OPORTO OPORTO EN FAMILIA

REDESCUBRIENDO OPORTO OPORTO EN FAMILIA

Resulta muy gratificante volver a una ciudad después de unos años y comprobar que esa ciudad que recordabas, es ahora otra.

Oporto es uno de los ejemplos más claros.

Después de unos 15 años sin visitarla, me he encontrado con una ciudad totalmente diferente.

Hasta ahora, la imagen que recordaba de Oporto era la de una ciudad algo triste.

Vieja, gris, descuidada, pobre, ruinosa en algunas zonas. Una ciudad donde el Duero, y sus bodegas eran casi sus únicos atractivos al visitante. El ambiente que envolvía la ciudad tenía cierto toque melancólico. Como un estandarte antiguo, símbolo de un pasado mejor, roído por el paso del tiempo y la falta de cuidado.

Y en estos años – muchos para mí, pero no tantos para la evolución de una ciudad- el giro que ha dado es impresionante.

Se ha vuelto una ciudad cosmopolita, vibrante, moderna, donde el arte se vive en cada esquina.

La ciudad ha dejado atrás por completo, esa imagen harapienta y decadente, y ahora luce barrios renovados, fachadas restauradas, negocios al estilo de cualquier capital europea, cafés y terrazas con encanto…

Es difícil entender cómo han logrado un cambio tan radical en tan poco tiempo. Supongo que el auge del turismo extranjero, propiciado por el enorme tráfico de su aeropuerto en los últimos años, les ha ayudado mucho.

Además del impacto económico, necesario para una transformación así, (sobre todo en pleno período de crisis), la influencia de todos estos visitantes extranjeros, ha ido dejando huella en la ciudad.

Eso, y por supuesto, la habilidad de los portugueses para saber sacarle partido a todo el potencial de la ciudad, la han convertido en lo que es hoy en día.

Ahora en Oporto, no solo puedes darte un paseo por el Duero en uno de sus barcos, como siempre se ha hecho. Ahora hay barcos grandes, hay barcos tradicionales más pequeños, motos de agua, y hasta puedes sobrevolar la ciudad en helicóptero.

El arte callejero lo inunda todo: pintores, cantantes, músicos,bailarines, mimos…

Sólo darse un paseo por sus calles, a orillas del Duero, es todo un espectáculo al aire libre.

También es cierto que, gracias a este renacimiento de la ciudad, ese encanto del Portugal más humilde y tradicional que se podía palpar en Oporto, se ha perdido un poco. Ahora, en el centro de la ciudad no es fácil encontrar un restaurante de comida tradicional portuguesa a un precio económico. Pero se sigue comiendo bien y a buen precio, así que no es un problema.

Por si queréis hacer una escapada a la ciudad (con o sin peques), comparto con vosotros los planes que hemos hecho en dos días, por si os es útil.

LIBRERIA LELLO

EXTERIOR LIBRERÍA LELLO

Esto es lo que muchos llamamos “turistada total”, lo sé: ir a una libreria, en la que sólo por entrar hay que pagar 5 euros (menos los niños, que hasta los 4 años entran gratis) .

Lo es, lo admito. Pero también reconozco que tenía ganas de conocer la que dicen, es la librería más hermosa del mundo. Necesitaba comprobar por mí misma si era para tanto, y de paso, hacerles creer a los peques que visitábamos la librería donde Harry Potter compraba sus libros de magia. Cualquier excusa es buena para intentar que los peques se enamoren de la lectura.

Admito que entré un poco desencantada cuanto me enteré in situ, que había que pagar sólo por el hecho de entrar (después de hacer cola). Pero es verdad que, si me paro a pensar, encuentro lógico que con la masiva afluencia de visitantes en los últimos años, quieran sacar algún beneficio y así poder reinvertirlo en la conservación de la propia librería. Además, el desencanto se lleva un poco mejor al saber que si compras un libro, te descuentan los 5 euros de la entrada- tienen libros en varios idiomas-.

TIENDA LIBRERÍA LELLO (SE COMPRA LA ENTRADA EN UN LOCAL DE UNA CALLE  ADYACENTE)
INTERIOR LIBRERÍA LELLO
INTERIOR LIBRERÍA LELLO 2ª PLANTA

Y sí, la librería es impresionante. Se encuentra en el corazón del casco histórico de Oporto (muy cerca da Torre dos Clérigos) y fue fundada en 1869. Para muchos escritores y publicaciones especializadas, se trata, por su belleza arquitectónica y su historia, una de las librerías más hermosas del mundo. Y la verdad, es que se merece toda la fama que tiene. Es cierto que al haber tanta gente, no se puede apreciar con detenimiento su encanto- yo me habría pasado un par de horas ojeando casi cada libro-, pero para eso habría sido mucho mejor ir a primera hora de un miércoles, y no un sábado a las 12 de la mañana, sin duda. Igualmente, la librería no deja indiferente a nadie.

*No dejéis de entrar en la tienda que hay justo en la acera de al lado: Fernandes, Mattos & Ca,. Una tienda muy especial, situada en un edificio de más o menos la misma época de la librería. Su interior también resulta ser toda una maravilla, incluyendo los artículos exclusivos que tienen a la venta.

Imágenes de www.fernandesmattos.pt

 

PASEO EN BARCO POR EL DUERO

Todo un imprescindible. Por unos 15 euros, se puede disfrutar de un paseo de una hora por el Duero, pasando bajo los 6 puentes que unen ambos márgenes del río en Oporto. Es un paseo muy agradable, que te da otra perspectiva de la ciudad, y que por supuesto a los peques les encanta.

PASEO POR LOS MÁRGENES DEL DUERO

Aunque no suene a plan en sí mismo, lo es. Como os decía, hay un montón de artistas callejeros en cada esquina, que hacen que el paseo se nos alargue sin darnos cuenta. Los peques no podían estar más atentos a todo lo que estaban viendo: cantantes, músicos, mimos… Y todos con mucho nivel.

Nos dio la impresión que había cierto orden en estos artistas callejeros. No se ponía cualquiera donde quería. Cada uno tenía un rincón bien estudiado, y eran de mucha calidad. Imagino que como en otras ciudades, para actuar en la calle hay que pasar cierta criba y tener una licencia.

 

PASEO POR LOS JARDINES DEL PALACIO DE CRISTAL

Otro plan al aire libre muy apetecible para los peques.

Se trata de un recinto abierto durante el día, con distintos jardines, lagunas, parques infantiles, un mirador sobre el río…y lo que más les llamará la atención a los peques: un montón de pavos reales sueltos. Nunca había visto pavos reales luciendo tan bien y tanto tiempo sus coloridas colas. Parecen entrenados a propósito.

VISTAS DESDE EL MIRADOR

 

PASEAR Y COMER LA MEJOR PIZZA EN FOZ DO DOURO

Entre Oporto centro, y Matosinhos, se encuentra Foz do Douro, justo en la desembocadura del Duero, donde se une al Oceano Atlántico. Hay un bonito paseo a lo largo de la costa, de varios kms de longitud, donde la gente, pasea, corre, o va en bici. Es un paseo muy agradable. Y si además lo rematas con una de las mejores pizzas que he probado fuera de Italia… Resulta todo un planazo.

PLAYA EN FOZ DO DOURO

Por si queréis ir, la pizzería es esta:

VARANDA DO SOL

 

En esta escapada de fin de semana con amigos, hemos disfrutado de Oporto, con calma, aprovechando las actividades al aire libre que ofrece la ciudad.

Sin duda, nos han quedado muchos más planes por hacer con los peques: subir al teleférico, pasear por la otra orilla (Gaia),  visitar el parque World Of Discoveries,…

En fin, que cualquier fin de semana que se tercie, volveremos a visitar este nuevo Oporto. No dejaré que vuelvan a pasar 15 años, y que vuelva a convertirse en una ciudad irreconocible…

¿Os ha pasado algo parecido con alguna ciudad después de mucho tiempo sin visitarla?

 

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *