BARRIOS IMPRESCINDIBLES DE TOKIO II: SHIBUYA, HARAJUKU, YOYOGI

BARRIOS IMPRESCINDIBLES DE TOKIO II: SHIBUYA, HARAJUKU, YOYOGI

                 Japón en familia

Tokio es una ciudad increíble. Alberga todo tipo de paisajes, ambientes y rincones diferentes que te hacen sentir de mil maneras distintas en un sólo día.

En una misma tarde puedes hacer cosas tan dispares como pasear por callejuelas estrechas y acogedoras, cruzar el paso de cebra más transitado del mundo, o merendar en un parque rodeado de naturaleza. Pero así es Tokio : una ciudad más amigable de lo que puede parecer y como todo el país en general, un lugar lleno de contrastes.

Podréis realizar todas las actividades que os comentaba en un solo día, si recorréis algunos de los lugares más importantes de Tokio, y que resultan imprescindibles para cualquier visitante: Harajuku, Shibuya y el parque Yoyogi.

Se puede llegar a estos puntos de la ciudad, cogiendo la linea de tren Yamanote, incluido en vuestro JR Pass, y en una tarde, dando un paseo, podréis conocer estos tres barrios.

SHIBUYA

Nosotros llegamos primero a Shibuya, un barrio al sur de Shinjuku lleno de tiendas y centros comerciales, famoso por encontrarse allí el cruce -dicen- más transitado del mundo. Pudimos constatar que así es.

Saliendo de la estación de tren por la salida Hachiko, ya puedes ver cientos de personas cruzando de una acera a la otra.

Lo que hace este punto tan curioso, es que en esta intersección hay un conjunto de pasos de cebra que van en todas direcciones, por lo que se concentra una gran cantidad de gente que cruza por el mismo lugar para ir a cualquier calle de alrededor . Además el cruce está rodeado de grandes edificios con vallas publicitarias y pantallas gigantes a lo «Times Square», lo que hace que el lugar sea aún más llamativo.

*Recomendación: si vais antes de las 16.00hrs, en la última planta del Centro Comercial Magnet, podréis ver el cruce desde un mirador.- Nosotros no llegamos a tiempo 🙁 .

Imagen tomada de Magnet By Shibuya

Pensándolo un poco… no sabría decir qué sucedió antes: si este punto se hizo famoso por ser un cruce tan multitudinario, o se ha vuelto multitudinario al hacerse famoso..

PARQUE YOYOGI

Después de quedarnos un rato, viendo la gente cruzar, hacer nosotros lo propio y sacar algunas fotos y vídeos, decidimos ir al parque Yoyogi que se encuentra muy cerca de allí, a uno 25 minutos a pie.

Fue todo un cambio de escenario.Se trata de uno de los parques más grandes de la capital nipona. Una gran zona verde donde, sobre todo los domingos, la gente se reúne para tocar música, practicar deporte, pasear en bici o ir de picnic. Es un oasis de paz y un gran pulmón en mitad de la urbe.

En su recinto se encuentra el templo Meji. Se trata de un templo sintoísta construido en 1921 en medio de un bosque, en el interior del parque. El templo que puede verse ahora es una reproducción, puesto que el original fue destruido en la Segunda Guerra Mundial.

Nosotros, para variar, llegamos justo cuando cerraba, y solo pudimos recorrer el camino que lleva al templo. Sólo por ver los impresionantes Toris gigantes que marcan el inicio del camino, y las decenas de barriles de Sake decorados que hay en su exterior, mereció igualmente la pena.


Barriles de Sake como ofrenda al emperador
Templo Meji
Templo Meji

HARAJUKU

Tras el breve paseo por el parque, nos dirigimos al barrio de Harajuku, a unos 10 minutos andando. Este barrio es famoso por ser el lugar de encuentro de los conocidos como cosplayers. Para los que no lo sepáis, son jóvenes que se disfrazan de personajes de ficción, de anime o manga, y se reúnen para jugar con los roles de sus personajes.

El día en el que se suelen reunir estos grupos de chicos y chicas son los domingos a mediodía, pero aún en un día de semana, pudimos ver algún personaje muy curioso por la calle.

Tras la calle principal, hacia la estación de tren, encontramos por casualidad la calle Takeshita Street que, al parecer, es el corazón de este barrio alternativo.

En esta minúscula calle, se encuentran las tiendas de moda más originales, también tiendas de marca, de ropa y accesorios de skate, y cafés y bares de diseño…

Nosotros entramos en un par de ellas, pero la que más nos llamó la atención fue una de diseño gráfico donde simplemente vendían, pines, chapas, fundas de móvil y pegatinas. Millones de ellos, todos con un diseño muy original y muy japonés. La tienda estaba llena de gente. Al fin y al cabo era uno de los pocos souvenirs originales y a buen precio que podrías encontrar.

Tras un paseo por la zona y alguna compra, nos dirigimos ya al tren para volver a nuestro «hogar» en Ueno. Después fuimos a cenar a un italojaponés lamentable: Pasta More, en frente a la estación de tren de Ueno. Un desastre para quien sepa qué son unos spaguettis básicos.  Al terminar con nuestra pésima experiencia gastronómica, ya nos dirigimos a nuestro apartamento para descansar de una jornada, como veis, muy bien aprovechada

Es cierto que podríamos haberle dedicado más tiempo a cada uno de estas zonas de la ciudad, pero cuando solo tienes dos semanas para conocer parte de un país como Japón, hay que discriminar y visitar algunos sitios casi de pasada.

Aún nos quedaba mucho por conocer y pronto os seguiré contando cuál ha sido otro de nuestros lugares favoritos de Tokio.

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *