RUTA EN MOTO POR LA COSTA DE SENEGAL SAINT LOUIS HACIENDO MEMORIA

RUTA EN MOTO POR LA COSTA DE SENEGAL SAINT LOUIS HACIENDO MEMORIA

BARCO DE MERCANCÍAS BOU EL MOGDAD, AHORA RECONVERTIDO EN CRUCERO

Como os adelanté en el post de hace un par de semanas “Ruta en moto por la costa de Senegal” , todavía me quedan algunos lugares increíbles por descubriros.

El viaje, como os decía, duró una semana y aunque fue muy corto,  gracias a la ayuda de un amigo en Dakar, conseguimos hacer una ruta en moto por la costa del país muy interesante y variada. Nunca podremos agradecérselo lo suficiente.

Nuestra ruta fue: Dakar-Saint Louis- Langue de Barbarie- Louga-Lompoul-Saly-Palmarin- Joal Fadiouth-Reserva Natural Bandia-Dakar

La primera parada tras pasar la primera noche en Dakar, fue Saint Louis, en el norte del país,  a unas 4 horas en moto de la capital senegalesa.

NUESTRA RUTA EN MOTO EN 7 DÍAS

La ciudad está ubicada en una isla en medio del río Senegal. Se puede acceder a ella cruzando el puente metálico Faidherbe,  símbolo de la ciudad y atribuido erróneamente a Gustave Eiffel.

PUENTE FAIDHERBE

Este puente se construyó, debido a la creciente necesidad comercial de unir la parte continental con la ciudad, en su época de máximo esplendor. Hasta ese momento,  sólo se podía acceder mediante pequeñas embarcaciones. La introducción de ferries de vapor de gran capacidad y este puente, hizo que el transporte de mercancías y personas mejorasen notablemente.

Para mí, la palabra que mejor definiría a Saint Louis, es decadencia. Pasear por sus calles es trasladarse a una ciudad colonial de principios del siglo pasado en un estado casi de abandono.  En algunos de sus edificios, todavía pueden respirarse los aires europeos que tuvo la ciudad. Es la prueba de su importancia como capital colonial francesa hasta que Senegal se independizó de Francia, en 1960 y la capital se trasladó a Dakar. Inevitablemente, al pasear por sus calles, invade una sensación de cierta nostalgia. Al menos, a mí me pasa.

MUJERES DE SAINT LOUIS
HOMBRES DE SAINT LOUIS

En algunos de sus edificios, entre las construcciones fantasmagóricas que aún se mantienen,  puedes percibir atisbos de recuperación. El gobierno está tratando de restaurar algunos edificios y darle una nueva vida a la ciudad. Y algo van consiguiendo.

TIENDA DECORACIÓN EN EDIFICIO RECUPERADO

Uno de sus edificios más importantes y que te encuentras nada más cruzar el puente es el Hôtel de la Poste. En él, en los años 20, se alojaban los aviadores más diestros, encargados del servicio aéreo postal entre Francia y Senegal. Aún hoy funciona como hotel (más info aquí). No cometáis el mismo error que nosotros, que no lo sabíamos en aquel momento, y entrad a tomar algo en su comedor. Es casi un museo fotográfico que cualquier enamorado de África, de la aviación o de los viajes debería visitar si está  en Saint Louis.

HOTEL DE LA POSTE

 

COMEDOR HOTEL DE LA POSTE

 

La recuperación de la ciudad, a nivel turístico, se basa en la artesanía típica, que ha servido para crear algunos puestos de venta de productos tradicionales.

TIENDA DE ARTESANÍA
TIENDA DE ARTESANÍA EN MADERA

También la música, tan importante en todo el país, es un reclamo para Saint Louis. Anualmente, se celebra en la ciudad el festival  Saint Louis Jazz desde hace ya 25 años. En este evento participan figuras de renombre de distintas nacionalidades. Es por esto, que año tras año, el festival está adquiriendo cada vez mayor relevancia a nivel internacional, convirtiéndose así en un atractivo turístico vital para la ciudad.

CARTEL SAINT LOUIS JAZZ FESTIVAL 2017

También cuentan con un antiguo barco mercante reconvertido en crucero turístico, Bou El Mogdad. El crucero sale de Saint Louis y recorre el río Senegal, parando en distintos puntos del país. En el precio del viaje, incluyen la pensión completa y distintas excursiones y actividades a lo largo de todo el recorrido. Desde luego es una manera distinta de conocer más en profundidad la cultura, las tradiciones y la naturaleza del país.

Pero no olvidemos que Senegal, es un país de contrastes. Tras las calles principales, un poco más cuidadas, se encuentra el barrio de pescadores. Un barrio totalmente degradado, sucio y marginal. En esta parte de la ciudad viven y trabajan las familias que se dedican a la pesca artesanal. Éste es en realidad, uno de los motores actuales de la economía de la ciudad, junto con su relación comercial con Mauritania, con la que hace frontera.

BARRIO DE PESCADORES GUET NDAR
REPARANDO REDES

Para dormir, nos alojamos en un hotel muy especial, en el Parque Nacional de Langue de Barbarie, a las afueras de la ciudad. Este parque se sitúa en una lengua de tierra que separa la desembocadura del Río Senegal, del Océano Atlántico.  La verdad es que nos costó bastante llegar al punto donde habíamos quedado para que nos vinieran a recoger. Se nos echó la noche encima, y con las calles sin iluminar y sin asfaltar no era fácil conducir . Para llegar al hotel, tuvimos que dejar la moto en una pequeña playa, y un barco nos recogió y nos llevó a nuestro hotel Faro de Barbarie.

BAR Y RESTAURANTE DEL HOTEL

Era un hotel pequeño, donde las habitaciones eran  cabañas independientes a pie de arena.

NUESTRA CABAÑA POR FUERA
NUESTRA CABAÑA POR DENTRO

Un remanso de absoluta paz donde observar las numerosas especies de aves que viven en este lugar.

PÁJAROS
PÁJAROS
Y MÁS PÁJAROS

¡Y cangrejos! Cientos de pequeños cangrejos llegaban por la noche casi hasta la puerta de nuestra cabaña, en medio de la oscuridad. Teníamos que ir con cuidado (y con una linterna) para no pisarlos…Al día siguiente nos dimos un buen paseo por la playa. Además de disfrutar de la belleza del paisaje, pudimos ver como de nuevo cientos de cangrejos se paseaban como nosotros por la orilla.

LA PLAYA PARA NOSOTROS SOLOS
BUENO, Y PARA ELLOS

Y tras el paseo por la playa,abandonamos el hotel. De nuevo nuestro sonriente capitán particular, nos llevó en barca al mismo lugar donde habíamos dejado nuestra moto.

NUESTRO CAPITÁN

 

LA OTRA ORILLA DEL RÍO SENEGAL, DONDE DEJAMOS LA MOTO
LLEGANDO A LA MOTO

 

Como veis, Saint Louis y esta zona de Senegal son únicas. Ya no sólo por la historia que destilan las paredes de sus ahora cadavéricos edificios y por su capacidad de lucha para resurgir de sus cenizas, ni no también por el enclave natural que le rodea.

Después de nuestra estancia aquí, continuamos con nuestra ruta. Lo que no sabíamos en este punto del viaje, era que lo mejor aún estaba por llegar.

¿Os parece un lugar interesante? Cuando paseáis por ciudades con un pasado así y un presente tan distinto, aunque no tengáis ningún vínculo con ese lugar, ¿no os pasa como a mí que os entra cierta nostalgia?

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
20Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

2 thoughts on “RUTA EN MOTO POR LA COSTA DE SENEGAL SAINT LOUIS HACIENDO MEMORIA

  1. Hola. El próximo octubre vamos un amigo y yo a Senegal y Gambia. Alquilamos dos XT durante 11 días. Que nos aconsejas para visitar obligatoriamente? Nuestras preferencias son la naturaleza y las rutas fuera de las carreteras.
    Muchas gracias y enhorabuena por tu web.

    1. Hola Juanjo!
      Primero de todo gracias por leerme y animarte a escribirme!
      Por la experiencia que nosotros tenemos en Senegal con moto, y habiendo sido aconsejados por gente que vive en Dakar desde hace años y conoce bien el país, puedo decir que la parte que más atractiva de Senegal, es la zona de Palmarin, (si podéis, alojaros en Les Collines du Niassam, es espectacular, un paraíso). Saint Louis quizás me lo saltaría, y sí pasaría una noche también en el desierto de Lompoul (ojo que para llegar a los alojamientos, si os decidís a pasar la noche acampados en las dunas, necesitaréis que os echen una mano los del propio alojamiento, pues con la XT sin las ruedas adecuadas…no llegáis). Dakar, no tiene demasiado encanto más allá de su paseo al borde del mar, su mercado de pescado en la propia playa, y el mercado de artesanía. Yo de Dakar me quedaría con la visita a la isla de Gorée y quizás, visitaría el parque privado de Bandia (a hora y media de distancia). Es pequeño, pero si es el primero que visitáis, está bien para poder ver animales salvajes en estado de semilibertad (jirafas, rinocerontes..).Visitar la isla de Joal Fadiouth, también es curioso.
      Si después, atravesáis a Gambia, ya completáis el viaje.
      Tienes más información en los posts que tengo sobre Senegal. Y si tienes alguna duda más, por favor avísame, y te echo una mano en lo que pueda.
      Un abrazo, y de nuevo gracias por leerme.
      Majuve

      Si vais a cruzar a Gambia, ya os queda un viaje de lo más completo. Sobre todo disfrutad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *