ESPASANTE: UN PUEBLO MARINERO QUE SORPRENDE RÍA DE ORTIGUEIRA EN FAMILIA

ESPASANTE: UN PUEBLO MARINERO QUE SORPRENDE RÍA DE ORTIGUEIRA EN FAMILIA

PLAYA DE SAN ANTONIO (ESPASANTE)

A veces, no planear demasiado, y decidir el destino de una escapada en el último momento, es una buena forma de descubrir sitios que ni sabías que existían. Es el caso de Espasante: un pequeño pueblo marinero en el norte de Galicia, del que nunca habíamos oído hablar.

A pesar de ser un rincón no muy conocido (al menos, para mí), resulta ser un lugar con mucho atractivo e ideal para conocer la Galicia más auténtica.

Pasear por sus playas salvajes, visitar su pequeño castro celta, degustar platos caseros con los productos del mar más sabrosos, y disfrutar de la tranquilidad de sus calles, son sólo algunas de las cosas que se pueden hacer en este sitio.

¿Quién se apunta?

Confieso que si elegimos este destino fue porque el tiempo, para esta época del año (mediados de octubre) era especialmente agradable en el norte, y queríamos aprovecharlo. ¿Por qué elegimos Espasante? Porque con tan poca antelación, los alojamientos para el fin de semana del puente de la Hispanidad, ya escaseaban, y porque además Espasante está en un punto geográfico perfecto para la ruta que queríamos hacer por la Ría de Ortigueira. Así que…allá nos fuimos.

LOCALIZACIÓN DE PORTO DE ESPASANTE
PORTO DE ESPASANTE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y ¡qué descubrimiento!

El plan era dormir allí, y pasarnos el día recorriendo otros puntos más conocidos de la ría de Ortigueira, y que nosotros aún no habíamos tenido la oportunidad de visitar: Cariño, Cabo Ortegal, Estaca de Bares. Pero resultó que Espasante tenía mucho más que ofrecer de lo que pensábamos.

Nos quedamos a dormir en uno de los dos hoteles del pueblo: Hotel Orillamar. Un hotel limpio, sencillo, de trato familiar y muy bien de precio (habitación triple dos noches, con desayuno buffet, en Booking ¡por 99€!). Enseguida nos encontramos como en casa.

Y siguiendo la recomendación del dueño, aprovechamos la tarde paseando por el pueblo.

Empezamos siguiendo por la misma acera del hotel: justo la parte de atrás del edificio, da a una de las mejores playas e la zona: la playa de San Antonio. Una playa preciosa, muy amplia, donde la práctica del surf es muy habitual.

PLAYA DE SAN ANTONIO
PLAYA DE SAN ANTONIO
SURFEROS EN PLAYA DE SAN ANTONIO
PLAYA DE SAN ANTONIO (SURFEROS ESPERANDO UNA BUENA OLA)

Después seguimos paseando hasta el puerto del pueblo, donde nos encontramos con un montón de caravanas que pernoctaban allí. La mayoría inglesas, danesas, holandesas…. Desde luego, éstos de las caravanas se conocen todos los rincones…

PUERTO DE ESPASANTE
PUERTO DE ESPASANTE

Justo detrás del puerto, se encuentra la playa de Santa Cristina. Es muy recogida, tranquila y familiar. Si subimos unas escaleras de madera que empiezan en esta misma playa, llegaremos a lo que queda de un castro celta: El Castro de Punta de Prados. Éste castro data de entre el siglo VI y I a.C. y lo más característico es su forma semicircular (normalmente son de planta cuadrada o rectangular). Pero lo realmente sorprendente para mí de este castro, es que tenían una zona habilitada como sauna para darse baños de vapor rituales…Curioso, ¿verdad?

Este pequeño castro sacará el lado más aventurero de cualquier pequeño explorador. Lo recorrerán como si buscasen un tesoro en un castillo en ruinas  Y si además, le explicáis a vuestra manera dónde se encuentran, ya les irá sonando esa parte de nuestra historia.

PLAYA DE SANTA CRISTINA
PLAYA DE SANTA CRISTINA
ESCALERAS AL CASTRO DE PUNTA DE PRADOS (ESPASANTE)
ESCALERAS AL CASTRO DE PUNTA DE PRADOS
CASTRO DE PUNTA DE PRADOS
CASTRO DE PUNTA DE PRADOS
CASTRO DE PUNTA DE PRADOS

Seguimos subiendo a la zona más alta de la colina en la que se encuentra el castro, y desde allí pudimos disfrutar de unas espectaculares vistas – muy similares a las que nos iríamos encontrando con el paso de los días en nuestra ruta por la zona-.

VISTAS DESDE LA COLINA DE PUNTA DE PRADOS
VISTAS DESDE LA COLINA DE PUNTA DE PRADOS

Después de disfrutar un rato de la panorámica que teníamos ante nosotros, decidimos terminar la tarde paseando por la playa más grande del pueblo: la playa de La Concha.

También es una playa amplia, de menos oleaje que la de San Antonio y con un paseo muy bien acondicionado (perfecto para llevar el carro del peque). Allí hay un café con bastante encanto, en la que poder tomarse algo mientras se disfruta de una puesta de sol, tan impresionante, por ejemplo, como la que nos tocó a nosotros.

PLAYA DE LA CONCHA
CAFÉ CONCERTO» A ESCONDIDA» EN EL PASEO DE PLAYA DE LA CONCHA
ATARDECER EN PLAYA DE LA CONCHA

Antes de que llegase la hora de la cena, paseando por las calles del pueblo, encontramos este rincón donde tomarnos algo y descansar un poco escuchando buena música:

PUB MAR DE MARES
PUB MAR DE MARES

No se trataba de un café, si no de un pub nocturno; pero al ser primera hora no había nadie. El local nos pareció muy acogedor y cómodo para estar con el peque, y además de cervezas y copas, ofrecían zumo natural; simplemente perfecto.

Y llegó la hora de cenar. Tocaba buscar un sitio que estuviese a la altura de aquel lugar: buen pescado y marisco y si podía ser a buen precio, aún mejor.

Y lo encontramos doblando la esquina: El Bar os Vellos, (en el paseo de la playa de La Concha). Raciones generosas, productos de primera calidad, platos típicos de la zona (como los berberechos con patatas, y los percebes). Todo delicioso y con un precio muy ajustado. Totalmente recomendable.

Y así terminaba nuestra tarde en ese pueblo del que nunca habíamos hablar: Espasante.

Si tenéis una tarde libre y estáis en la Ria de Ortigueira, os recomiendo que hagáis una parada en este pueblo tan auténtico. Tanto los mayores como los peques, disfrutaréis muchísimo de un pequeño pueblo marinero con mucho encanto y muy fácil de recorrer.

Sigo pensando que, de vez en cuando, merece la pena no planear tanto, y dejar que los lugares que por casualidad te vas encontrando, te sorprendan.

¿Cuál ha sido vuestro último descubrimiento?

 

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *