RUTA DOS MIRADOIROS EN CARIÑO RÍA DE ORTIGUEIRA EN FAMILIA

RUTA DOS MIRADOIROS EN CARIÑO RÍA DE ORTIGUEIRA EN FAMILIA

Dejamos atrás Cabo Ortegal.

Impresionados todavía con las vistas de aquel lugar, y la imagen de su imponente faro, nos encaminamos a seguir parte de una ruta que hasta entonces no sabíamos ni que existía: La “Ruta dos Miradoiros”.

Aunque no la conocíamos y no lo habíamos planificado, por recomendación de una buena amiga, que es de la zona, improvisamos, y decidimos recorrer parte de esa ruta.

Lo suyo habría sido hacerlo a pie, siguiendo alguna de las rutas de senderismo de la zona, pero con el pequeño explorador, no nos quedó otra que ir en coche. Aún así, el recorrido fue muy ameno para todos, incluso en coche. Una vez más, improvisar y salirnos del plan establecido, valió la pena.

Vistas espectaculares a 500 mts de altura, molinos de viento, acantilados, prados, vacas a menos de 1 metro de nosotros….todo eso nos encontramos en ese pequeño pero interesante recorrido.

MIRADOIRO DA MIRANDA

Empezaríamos la “Ruta dos Miradoiros” por Miradoiro da Miranda, en plena Serra da Capelada. Para algunos, uno de los mejores miradores de Galicia, y un lugar privilegiado desde el que contemplar toda la ría de Ortigueira.

Simplemente siguiendo las indicaciones hacia A Capelada, desde Cabo Ortegal, enseguida llegamos al Miradoiro . Y como era de esperar, desde sus 529mts de altura, las vistas eran increíbles.

VISTAS DE CARIÑO DESDE MIRADOIRO DE MIRANDA
PLAYA DE MOROUZOS DESDE MIRADOIRO DA MIRANDA

Después de disfrutar un buen rato de la panorámica, y reconocer desde lo alto los lugares en los que habíamos estado: Espasante, Playa de Morouzos, Isla de San Vicente, Cariño, etc. Decidimos seguir nuestro camino al siguiente mirador recomendado, ya en el municipio de Cedeira: Vixía de Herbeira.

EL PEQUEÑO EXPLORADOR DISFRUTANDO DE LAS VISTAS

El camino se hizo muy ameno, ya que al ir recorriendo las carreteras secundarias de montaña por las que hay que pasar, nos íbamos topando con rebaños de vacas pastando a borde de carretera, y claro, para el peque, verlas tan de cerca fue toda una experiencia.

VACAS PASTANDO A PIE DE CARRETERA

A medida que íbamos subiendo, llegamos a la zona alta, donde los molinos de viento eran los absolutos protagonistas. Cientos de molinos, hasta donde daba la vista, coronando los montes y sus prados. La estampa se volvía más pintoresca todavía, cuando veías que a los pies de estos gigantes de la ingeniería moderna, pastaban decenas de vacas, como si tal cosa.

MOLINOS DE VIENTO EN SERRA DA CAPELADA

Y tras unos pocos minutos de recorrido, llegamos a Vixia de Herbeira. Al contrario de lo que nos imaginábamos, el lugar estaba bastante concurrido, con alguna excursión incluso, y muchas familias que como nosotros, querían disfrutar de las vistas.

Al llegar, justo al borde de los acantilados, en el punto más alto , nos encontramos con una pequeña construcción en forma de casa: la “Garita de Herbeira”, que sirvió hace un par de siglos como puesto de vigilancia marítima.

GARITA DE HERBEIRA
GARITA DE HERBEIRA

El lugar en el que estaba situada la garita era sencillamente espectacular. Justo en ese punto, se podían tener las mejores vistas de los acantilados, también llamados de Herbeira. Los acantilados más altos de la Europa continental, con 613 metros de altura, y que ya habíamos visto, en parte, desde Cabo Ortegal.

ACANTILADOS DE HERBEIRA
ACANTILADOS DE HERBEIRA

No sé si mi imaginación me traiciona un poco, pero…a mí, estando allí, frente aquel paisaje, me venían a la cabeza los acantilados de Moher. Estos eran menos verticales quizás, pero sí se parecían…

Quién sabe si en su momento, hasta formaron parte de una misma tierra y encajaban a la perfección, como piezas de un puzle gigante hace millones de años…(sí; mi imaginación vuelve al ataque).

ACANTILADOS DE HERBEIRA

Empapados los ojos de un paisaje costero espectacular y único, y habiendo conocido un poco más de nuestra tierra… continuamos con nuestro camino al siguiente sitio. Una pista: “A xxxx  vai de morto quen non vai de vivo”.

Nosotros decidimos ir de vivos…

¿Alguien lo adivina?

Os lo cuento en el próximo post.

 

 

 

 

SI TE HA GUSTADO COMPARTE Y ¡QUE LA FAMILIA CREZCA!
Email this to someoneShare on Facebook21Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *